Dossier ALBA
martedì, 21 ottobre 2008 01:22:46
Edito por Asociación Civil "LPG"
Responsable: Attilio Folliero

Principal Arriba Dossier ALBA Dossier Petrodolar Pil Mundial
de 26/05/2006
Page Rank Check
Free counter and web stats

Principal
Arriba
El Alba
Castro - Chavez
Venezuela - Cuba
Venezuela - Brasil
Venezuela - Uruguay
Venezuela - Bolivia
Venezuela - Argentina
Petrocaribe
I Aniversario Alba
Especie Humana
Chavez una minaccia
Tres del ALBA

DOSSIER PATRIAGRANDE

Petrodolares Dossier
  Emigración Ceseiv
Dossier Haití
Indígenas
de América

Música y canciones

DEBATE ABIERTO
promovido por
La Patria Grande
Diario Vea
Grupos sociales
Con
Adán Chávez
G. García Ponce
R. Hernández
Alternativa Bolivariana para las Americas

U

29 DE ABRIL DE 2005: El Alba nació para un pueblo que cree en el cambio

El año 2005, fue un año de grandes sobresaltos por los acuerdos y convenios a los cuales arribó el Gobierno Bolivariano del presidente, Hugo Chávez Frías, con jefes de Estado de naciones latinoamericanas. El primero de ellos, y quizá el más significativo hasta el momento, fue la creación de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba) que contribuirá al crecimiento de los pueblos que creyeron estar abandonados. El Alba, sin duda, es el inicio de la revolución Suraméricana.

Hugo Chávez Frías: un revolucionario que cree en las potencialidades de Suramérica. Foto archivo Ministerio de Comunicación e Información de la Republica bolivariana de Venezuela

PRINCIPIOS RECTORES DEL ALBA
De la Integración Neoliberal
a la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe

 “Jamás hubo en América de la independencia a acá, asunto que requiera más sensatez, ni obligue a más vigilancia, ni pida examen más claro y minucioso, que el convite que los Estados Unidos potentes, repletos de productos invendibles, y determinados a extender sus dominios en América, hacen a las naciones americanas de menos poder...”. José Martí

1. La integración neoliberal prioriza la liberalización del comercio y las inversiones.

2. La Alternativa Bolivariana para América Latina (ALBA) es una propuesta que centra su atención en la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

3. En la propuesta del ALBA se le otorga una importancia crucial a los derechos humanos, laborales y de la mujer, a la defensa del ambiente y a la integración física

4. En el ALBA, la lucha contra las políticas proteccionistas y los ruinosos subsidios de los países industrializados no puede negar el derecho de los países pobres de proteger a sus campesinos y productores agrícolas.

5. Para los países pobres donde la actividad agrícola es fundamental, las condiciones de vida de millones de campesinos e indígenas se verían irreversiblemente afectados si ocurre una inundación de bienes agrícolas importados, aún en los casos en los cuales no exista subsidio.

6. La producción agrícola es mucho más que la producción de una mercancía. Es la base para preservar opciones culturales, es una forma de ocupación del territorio, define modalidades de relación con la naturaleza, tiene que ver directamente con la seguridad y autosuficiencia alimentaria. En estos países la agricultura es, más bien, un modo de vida y no puede ser tratado como cualquier otra actividad económica.

7. ALBA tiene que atacar los obstáculos a la integración desde su raíz, a saber:

a. La pobreza de la mayoría de la población;

b. Las profundas desigualdades y asimetrías entre países

c. Intercambio desigual y condiciones inequitativas de las relaciones internacionales

d. El peso de una deuda impagable

e. La imposición de las políticas de ajuste estructural del FMI y el BM y de las rígidas reglas de la OMC que socavan las bases de apoyo social y político.

f. Los obstáculos para tener acceso a la información, el conocimiento y la tecnología que se derivan de los actuales acuerdos de propiedad intelectual; y,

g. Prestar atención a los problemas que afectan la consolidación de una verdadera democracia, tales como la monopolización de los medios de comunicación social

8. Enfrentar la llamada Reforma del Estado que solo llevó a brutales procesos de desregulación, privatización y desmontaje de las capacidades de gestión pública.

9. Como respuesta a la brutal disolución que éste sufrió durante más de una década de hegemonía neoliberal, se impone ahora el fortalecimiento del Estado con base en la participación del ciudadano en los asuntos públicos,

10. Hay que cuestionar la apología al libre comercio per se, como si sólo esto bastara para garantizar automáticamente el avance hacia mayores niveles de crecimiento y bienestar colectivo.

11. Sin una clara intervención del Estado dirigida a reducir las disparidades entre países, la libre competencia entre desiguales no puede conducir sino al fortalecimiento de los más fuertes en perjuicio de los más débiles.

12. Profundizar la integración latinoamericana requiere una agenda económica definida por los Estados soberanos, fuera de toda influencia nefasta de los organismos internacionales.


Chávez: “Y me cuadró rapidito: ‘Alternativa Bolivariana para las Américas...’”

ANIVERSARIO - Nació para consagrar a los pueblos latinoamericanos

Fue el 29 de abril del 2005 cuando los Jefes de Estado de Cuba y de la República Bolivariana de Venezuela, Fidel Castro y Hugo Chávez, respectivamente suscribieron mecanismos económicos de verdadera cooperación, de complementación económica, lejos del capitalismo neoliberal. Otras naciones latinoamericanas día a día se suman a las estrategias del Alba.

Por: Claudia Guerra (*)

La Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba) es, fundamentalmente, un modelo de integración de los Pueblos del Caribe y América Latina quienes comparten espacios geográficos, vínculos históricos y culturales, necesidades y potencialidades comunes. Se trata, entonces, de un esquema de integración basado en principios de cooperación, solidaridad y complementariedad, que surge como una alternativa al modelo neoliberal, el cual no ha hecho más que profundizar las asimetrías estructurales y favorecer la acumulación de riquezas a minorías privilegiadas en detrimento del bienestar de los pueblos.

Este programa macroeconómico promete en sí misma la creación de mecanismos para fomentar la hermandad entre las naciones que permitan compensar las asimetrías existentes entre los países del hemisferio. Intenta atacar los obstáculos que impiden la verdadera integración como son la pobreza y la exclusión social; el intercambio desigual y las condiciones desiguales de las relaciones internacionales, el acceso a la información, a la tecnología y al conocimiento; aspira a construir consensos.

Repensar acuerdos de integración en función de alcanzar un desarrollo endógeno nacional e internacional- que erradique la pobreza, corrija las desigualdades sociales y asegure una creciente calidad de vida para los pueblos- no ha sido tarea fácil. Pese a ello, la construcción del Alba en el Caribe ha afianzado los objetivos que se pretenden con este macroproyecto.

En principio, la Alternativa Bolivariana para las Américas, pretende crear fondos compensatorios para corregir las disparidades económicas que colocan en desventaja a los países de menor desarrollo frente a los desarrollados – o mejor conocidos como grandes potencias. Por esta importante razón el Alba, le otorga prioridad a la integración latinoamericana y a la negociación en bloques sub-regionales, abriendo nuevos espacios de consulta a los fines de profundizar el conocimiento de nuestras posiciones e identificar espacios de interés común que permitan constituir alianzas estratégicas y presentar posiciones similares en el proceso de negociación.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, sintetizó el Alba en planteamientos muy puntuales como:

• Promover la lucha contra la pobreza
• Preservar la autonomía e identidad latinoamericana
• La transferencia de tecnología, la asistencia técnica
• La formación de recursos humanos
• Priorizar las empresas nacionales como proveedoras de los entes públicos
• Los acuerdos no podrán ser obstáculos a la difusión del progreso científico y tecnológico.
• Enfrentar el abuso de los monopolios y oligopolios a través de eficaces mecanismos que aseguren una sana competencia.

El desarrollo endógeno en el Alba

La noción neoliberal de acceso a los mercados se limita a poner medidas para reducir el arancel y eliminar las trabas al comercio y a la inversión. Ese libre comercio- conocido como los TLC- entendido en estos términos solo beneficia a los países de mayor grado de industrialización y desarrollo.

Los grandes acuerdos de integración deberían quedar por el contrario supeditados a los objetivos del desarrollo endógeno. La escasa diversificación de la oferta regional hoy existente sentencia desde ya que el Área de Libre Comercio de las Américas (Alca) no podrá ser la oportunidad para alcanzar un tipo de desarrollo en que se armonice el crecimiento económico con una creciente calidad de vida y grado de bienestar para los pueblos latinoamericanos.

Las inversiones y las exportaciones crecerán, pero si éstas se basan en la industria maquiladora y la explotación masiva de la fuerza de trabajo, sin lugar a dudas que no podrá generar el efecto multiplicador sobre los encadenamientos sectoriales, no habrá un efecto multiplicador en los sectores agrícolas e industriales, ni mucho menos se podrán generar los empleos de calidad que se necesitan para derrotar la pobreza y la exclusión social que yace el Suramérica.

En consecuencia, urge una propuesta alternativa basada en la solidaridad. Se trata de ayudar a los países más débiles a superar las desventajas que los separan de los países más poderosos del hemisferio. Y esto no solo depende de los cambios en las condiciones de competencias imperantes, sino también de la solidaridad entre los pueblos y sus gobiernos del continente a la hora de corregir estas asimetrías. Solo así un área de libre comercio podrá ser una oportunidad para todos (una alianza ganar-ganar).

De dónde salió la propuesta y el nombre

Ideológicamente el Alba está sustentada en el pensamiento de los próceres latinoamericanos Simón Bolívar, José Martí, Antonio José de Sucre, Bernardo O’Higgins, José de San Martín, Augusto César Sandino entre otros. Dijo el jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez, en una de sus alocuciones “(…) a mí me gusta mucho jugar con las letras; así fue que salió el Alba.

Una madrugada estábamos esperando a unos colegas del Caribe, era una reunión del Caribe, allí en Margarita fue, fue el 10 de diciembre del 2001; ya había comenzado aquí la oleada contrarrevolucionaria y recuerdo que llegaron los presidentes del Caribe, llegó Fidel como a la medianoche, ese día hicimos varios eventos, era el Día de la Fuerza Aérea, fuimos a activar la Ley de Tierras por allá en los Llanos del Sur de Venezuela y luego fuimos a Margarita, a la Isla, allá en el Caribe.

Y entonces hablando con Fidel, yo le comentaba, mira yo mañana tengo esta idea de hacer una propuesta, decimos no al Alca, pero tengo algunas ideas para proponer bueno, una integración alternativa, entonces Fidel aportó algunas ideas también, discutimos ahí casi hasta el amanecer y de repente él me dice: Mira Chávez y ¿cómo vas a llamar esa propuesta? ¿Qué nombre le vas a dar? Porque hay que darle nombre a las cosas ¿no? Como cuando nace un niño; entonces estaba amaneciendo, estaba saliendo el sol allá en Margarita, y se me ocurrió de repente, dije mira el Alba, la aurora, y me cuadró rapidito ‘Alternativa Bolivariana para las Américas...’, ahí está el nombre, ese es el nombre: ‘Alba’; y así lo propusimos al día siguiente”.

Es así como el Alba pasa a ser de una propuesta de mesa a la propuesta liberadora, integradora, contra la integración falsa del mercado. “Nosotros tenemos que contraponer la integración cierta y profunda de los pueblos; yo soy de los que piensa, que si no hay integración de los pueblos, no habrá integración alguna en nuestras tierras (…)”, expresó el presidente Chávez en uno de sus discursos posterior al lanzamiento del nuevo programa económico para América Latina. En resumidas cuentas es la complementariedad económica entre pueblos que lucha contra de “la feroz” competencia por mercados.

En este mismo contexto también forma parte de Petrosur- una alianza estratégica entre las petroleras suramericanas: Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Petróleos de Brasil (Petrobras), Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap), y Empresa Nacional de Energía de Argentina (Enarsa) de Argentina- para explorar, para comerciar, para procesar el petróleo latinoamericano conjuntamente.

Y a lo que el presidente Chávez agregó “(…) mecanismos de verdadera cooperación, no de competencia, de complementación económica, muy lejos de la visión capitalista neoliberal, de cooperación social, vaya usted a saber los inmensos pasos que Venezuela ha dado en materia social, en el marco de este Convenio ahora firmado con Cuba, ya veníamos trabajándolo pero ahora le hemos dado una visión mucho más integral dentro de la Alternativa Bolivariana para las Américas. Con motivo del 194 aniversario de la firma de la declaración de independencia y día de la FAN, 5 de julio de 2005 (…)”.

De estas mismas iniciativas, parten los Principios Rectores del Alba, la Declaración final de la Primera Reunión Cuba-Venezuela para la aplicación de la Alternativa Bolivariana para las Américas, celebrada en Cuba, en la ciudad de La Habana los días 27 y 28 de abril del año pasado y la firma del Acuerdo entre el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y el Presidente del Consejo de Estado de Cuba, para la aplicación de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba).

Por otro lado, se firmaron los Acuerdos Bilaterales de Integración Regional en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba) y el Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe.

Sin asimetrías entre naciones

Para la construcción del Alba, Venezuela propone la creación de los Fondos Compensatorios o de Convergencia Estructural con el objetivo de reducir de manera significativa las asimetrías en los niveles de desarrollo entre las naciones y entre sectores productivos, asignándole a dicho mecanismo metas sociales y económicas precisas, plazos bien establecidos y mecanismos de seguimiento.

Este mecanismo requiere una definición inicial que permita medir las asimetrías existentes en la región. Inicialmente, Venezuela plantea el comienzo del debate partiendo de la base que el identificar una definición concreta de “economía más pequeña” facilitara la concreción de una o varias estrategias para lograr superar los obstáculos generados con las asimetrías existentes. Es por ello que, se ha identificado un grupo de variables económicas y sociales que buscan distinguir de forma no discrecional las economías que requieren ser asistidas para lograr competir en condiciones favorables para los países en el área de libre comercio.

De esta forma en la construcción del Alba, las diferencias en los niveles de desarrollo y el tamaño de las economías participantes, además de plantearse por las razones arriba expuestas como un asunto de la mayor prioridad, deberían incluir:

(a) La generación de instrumentos a través de los cuales se busque no solo que los países “en desarrollo” puedan acceder al Alba, sino que además principalmente esos países pueden mejorar sus conducciones productivas y competitivas;
(b) Respecto a las economías que serán objeto de trato especial y diferenciado, en el Alba, dicha dimensión y el acceso o no al trato especial y diferenciado estaría determinada por variable como población, superficie, producción global y dotación de recursos,
(c) Una identificación de trato especial y diferenciado no solo hacia la totalidad de cada una de las economías, sino también hacia el interior de cada una de ellas, de modo que dicho trato pueda dirigirse a las regiones y sectores que más lo necesitan; y
(d) A diferencia del Alca, la propuesta del Alba incluye mecanismos concretos para superar las grandes disparidades entre los países y el interior de muchos de ellos.

El Alba en el Caribe

El Caribe es un reservorio de riquezas energéticas, acuícola y es rica en yacimientos de minerales estratégicos. Se trata de una región llamada a convertirse en una potencia turística mundial y de prestación de servicios marítimos por su ubicación geoestratégica. Por otro lado, la comunidad de naciones caribeñas ostentan un peso político importante en organismos multilaterales internacionales como la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA), que cuenta en la toma de decisiones de alguna negociación a realizar.

Es por ello que el Alba adquiere una dimensión especial en esta región por la existencia de condiciones objetivas que permitirían avanzar rápidamente en el proceso de integración a través del desarrollo de un programa de cooperación integrado y consistente, orientado a construir las bases del desarrollo socioeconómico sostenible y la consolidación de una comunidad de naciones.

En función de lo planteado, siempre se destaca que las propuestas del Alba, para el Caribe, no pretenden entrar en conflicto con los acuerdos multilaterales o subregionales preexistentes, sino que, por el contrario, sean asumidos como complementarios a lo que ya está establecido en estas naciones.

Del mismo modo, las iniciativas deben mantener una visión sistémica e integradora, tomando en cuenta la complejidad de los procesos y la inseparabilidad de las dimensiones políticas, sociales, económicas, culturales, ambientales, de seguridad y soberanía de los pueblos del Caribe.

Simultáneamente, el Caribe es un mercado relativamente pequeño, de 36 millones de habitantes, aproximadamente. Sumando a la Comunidad del Caribe (Caricom) con 15,7 millones, Cuba con 11.3 millones y República Dominicana con 9,1 millones, la región alcanza los 62,8 millones de habitantes, y si se incluye Venezuela; el Producto Interno Bruto (PIB) de la región alcanza los 80 mil, mil millones de dólares.

Pese a ello, se han encontrado algunas desventajas presente en los países del Caribe como balanzas comerciales de bienes deficitarias y en la circunstancia de que el comercio intraregional es bajo por cuanto las exportaciones tan sólo representan el 11.75% del total exportado y las importaciones el 5.15%. En efecto, el 71% de las exportaciones de la región, tienen como destino Norte América y Europa, sólo un 12% va a Centro América y un 4% a Sur América.

En cuanto a los sectores que arrojan mayores índices de exportación, se encuentran: productos minerales (incluye el petróleo y sus derivados), textiles, productos químicos, manufacturas diversas, bebidas, alimentos y metales comunes. Pero las potencialidades de complementariedad y sustitución de importaciones provenientes de terceros países, por productos elaborados intraregionalmente.

Por estas y otras razones, la inclusión de los países caribeños en el Alba es un gran reto, así como la creación de amplias oportunidades para el desarrollo y la profundización del comercio intraregional, que permitirán llevar a cabo una sustitución eficiente de importaciones provenientes de terceros países, por productos de origen intraregional.

Sin duda, los productos minerales, metales comunes y turismo, representan una mayor potencialidad de desarrollo y complementariedad entre los países del Caribe debido a las ventajas comparativas aportadas por cada una de las partes. En materia social también se puede decir que existen necesidades y metas comunes por cuanto todos los países de la región requieren contribuir al desarrollo de los niveles de la Educación Básica, complementar la primaria y superar las deficiencias en educación terciaria, la cual ha sido históricamente baja en la región, así como los promedios de escolaridad.

Líderes de la historia contemporánea

Una muestra del sentido de cooperación verdadera implícito en los documentos firmados y el significado de ellos para la región, puede verse en los principales acuerdos económicos y de carácter político y social convenidos. Particularmente la República de Cuba eximió del pago de aranceles aduaneros e impuestos a productos venezolanos adquiridos en el marco del Alba, mientras que la ciudad de Caracas concedió preferencias arancelarias a 104 renglones de origen cubano y decidió desgravar gradualmente importaciones desde la Isla.

Simultáneamente, La Habana suscribió contratos de compra por 414 millones de dólares a empresas venezolanas que van desde alimentos hasta neumáticos, en función de ello, se abrió una sucursal de Petróleos de Venezuela en esta capital. En este mismo contexto, ambas naciones acordaron explotar, refinar y almacenar hidrocarburos y sus derivados en territorio cubano, para la posterior creación de una empresa mixta que potenciará la refinería Cienfuegos, en esa central provincia de la nación antillana.

Un aspecto destacado y apreciado por los sectores de bajo estrato social ha sido el incremento de la ya existente asistencia cubana a Venezuela en los campos de salud y educación, entre otros, una colaboración de carácter inédito entre naciones latinoamericanas.

En una interminable lista de beneficios mutuos entre Cuba y Venezuela, algunos líderes de la historia contemporánea se suscriben:

Hugo Chávez, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

El Alba es un paso importante en la integración de América Latina y el Caribe, "pero no como Washington quiere, sino para la libertad y la dignidad de nuestras naciones".

Fidel Castro, Presidente de la República de Cuba

“(…) La generosa y feliz iniciativa del Alba, promovida por el presidente Hugo Chávez y el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, puede aportar a los pueblos de Nuestra América en la búsqueda de un futuro mejor, que no sólo es posible, sino que es tan seguro como nuestra indoblegable voluntad de independencia, cooperación e integración. Inauguración de los primeros juegos deportivos del Alba (…)”. Coliseo de la ciudad deportiva, 17 de junio de 2005.

Evo Morales, Presidente de la República de Bolivia

"El Alba derrotó al Alca y en Bolivia planteamos que el Tratado de Comercio de los Pueblos derrote al TLC".

Claudio Katz, Economista

“(…) El Alba exige forjar la unidad antiimperialista de la región y no podrá constituirse mediante alianzas con las clases dominantes. Estos frentes anularían su conformación, porque los capitalistas sudamericanos defienden intereses opuestos a la integración popular (…)”. Abril 2006. Economista de Izquierda, profesor de la UBA, investigador del Conicet. Miembro del EDI.

Víctor Álvarez, Ministro de Industrias Básicas y Minería de Venezuela

“El ALBA tiene como norte, el desarrollo de los factores productivos internos, el incremento del valor de las materias primas y de los bienes intermedios que se producen en el país, así como el desarrollo del capital humano y de la tecnología nacional”.

En definitiva, el Área de Libre Comercio de las Américas (Alca) del presidente de los Estados Unidos, George Bush languidece casi sin partidarios que lo defiendan y la bolivariana Alba involucra ya, en distintos niveles de colaboración, a numerosos Estados de Latinoamérica y el Caribe, testigos de que los sueños pueden convertirse en realidad.

(*)cguerra@mci.gov.ve

Fuentes Consultadas:
Ministerio de Relaciones Exteriores
MinCI-Dirección de Análisis del Entorno
Archivo de Prensa Presidencial
Petróleos de Venezuela (Pdvsa)


Add to Google Reader or Homepage
http://www.wikio.it
Add to Technorati Favorites

LPG NUKE

Sitios Amigos

Intercambio Link

Colaboradores

MigliorBlog.itEURO-TOPLISTClassifica di siti - Iscrivete il vostro!
BlogItalia.it - La directory italiana dei blog
 News & Journalism - Top Blogs Philippines
Blogalaxia
TopOfBlogs
PoliticsTop BlogsBlogRankers.com
Politics blogs
BlogPolitics BlogsRussian America Top. Рейтинг ресурсов Русской Америки.
Free Gifts Top 100
My BlogCatalog BlogRank素材RANKINGClassement des sites Francophones