Nestor Francia
martedì, 21 ottobre 2008 01:21:10
Edito por Asociación Civil "LPG"
Responsable: Attilio Folliero

Principal Arriba Alessandro Riccio Cesar Aponte Porque perdio Mariategui Napoli Nestor Francia Monica Chalbaud Fabio Amato Celia Hart La jornada Juventud comunista Michel Collon Erika Calanche Ramos Movimiento bolivariano socialista Rebelion estudiantil Michel Balivo Miguel Ugas
de 26/05/2006
Page Rank Check
Free counter and web stats

Principal
Arriba

DOSSIER PATRIAGRANDE

Petrodolares Dossier
  Emigración Ceseiv
Dossier Haití
Indígenas
de América

Música y canciones

DEBATE ABIERTO
promovido por
La Patria Grande
Diario Vea
Grupos sociales
Con
Adán Chávez
G. García Ponce
R. Hernández
Néstor Francia
¡Te lo dije, Chávez!

A Néstor Francia: aquí, en la Patria Grande, para un revolucionario verdadero como usted, habrá siempre espacio.

¡Te lo dije, Chávez!

Néstor Francia

“…esos errores serán cobrados por la invencible realidad y tal vez, ojalá, vendrá entonces la gran reflexión que muchos estamos reclamando en el seno del proceso revolucionario” (Néstor Francia en Reporte, 18/09/06

Estoy conmovido, como todos, por la dignidad, la grandeza y la calidad de líderazgo que mostró Hugo Chávez esta madrugada al conocerse el resultado del referendo constitucional. Sin embargo, no caigamos en la tentación de edulcorar lo que ha ocurrido: hemos sufrido una sonora derrota, la oposición ha frenado nuestra Reforma y hemos perdido, de manera insólita y en apenas un año, tres millones de votos, equivalentes a 14 puntos porcentuales. De manera que aquí se impone hoy más que nunca una reflexión profunda, porque la Revolución está en peligro. Claro, es muy fácil, como ahora comienzan algunos, a hablar de los errores después de la caída.

Son los oportunistas de siempre, que de pecadores tratarán de convertirse ahora en salvadores para mantenerse en la cresta de la ola. Por mi parte, mi conciencia está tranquila, porque cuántas veces advertí los grandes peligros que surgían del estilo burocrático, verticalista, adulador y acrítico que se practica desde el Estado venezolano, así como de los garrafales horrores comunicacionales que hemos venido cometiendo. Pero he venido arando en el mar, porque pocos me han oído. No importa, seguiré hablando y siendo una piedra en el zapato, porque esa es, en este momento más que nunca, mi responsabilidad. Ya anoche vi a gente en VTV tratando de justificar la derrota o eximiendo de responsabilidades al presidente Chávez.

La derrota no tiene otra explicación que la ausencia permanente de un debate entre los revolucionarios que permita discernir con claridad las tácticas correctas y las erróneas, lo cual hace que actuemos de manera voluntarista y a veces a ciegas, mientras el burocratismo, el verticalismo y el autoritarismo nos corroen por todas partes, y mientras cometemos, una tras otra, una sarta de estupideces comunicacionales que en buena parte nos han llevado al trago amargo de este momento. Y el presidente Chávez es el principal responsable, él mismo debe asumirlo así, porque es él el capitán de este barco, y por haber sido, no pocas veces, impulsor de los factores más sectarios, prepotentes y autoritarios en muchos ámbitos del campo revolucionario.

Perdonen, camaradas, pero aquí ha llegado la hora de decir las cosas por su nombre, de manera descarnada, antes de que la ausencia de la autocrítica leal, honesta pero también franca y sin cortapisas, nos distraiga del anuncio de catástrofe futura que el gran mensaje enviado por el pueblo nos ha enrostrado: o cambiamos de verdad o esto se va ir al demonio más temprano que tarde.

No es la hora de los aduladores de oficio, es la hora de los revolucionarios críticos, que por serlo hemos sufrido discriminaciones y alejamientos, los cuales hemos soportado con espíritu unitario y por amor al pueblo y a la Revolución. Es la hora de que surjan todas esas voces que no me canso de oír por todas partes y que andan, a veces con temor, queriendo señalar las carencias, las inconsecuencias, las máscaras y las ineptitudes que abundan del lado de los bolivarianos.

Yo simplemente cumplo con ser el rebelde que siempre he sido, aunque eso signifique que ya no me inviten a algunos eventos, se me niegue apoyo para asistir a otros a los cuales he sido invitado y se haya suspendido La Réplica en VTV.

Yo sigo apoyando a Chávez y a la Revolución, a pesar de los pesares. Ahora ofrezco sólo una muestra de la larga lista de opiniones críticas que he venido asomando sin que nadie me pare, qué más da.

Seguiremos en contacto: 

…se debería discutir lo que considero el excesivo enrojecimiento de la revolución. Con tantos colores hermosos, porque empeñarse en la identificación con uno solo de ellos. Cuando veo una manifestación masiva en Cuba, por ejemplo, pasan ante mis ojos mil colores. Lo mismo ocurre en China: lo uniforme es la bandera, los símbolos patrios, pero no la gente (Reporte 12/10/06)

La comunicación, básicamente propagandística, no ha logrado, es lo que creo, internalizar en el público objetivo del Presidente los fundamentos ideológicos con suficiente fuerza. Me pregunto si hay suficiente conciencia en la mayoría, por ejemplo, de la verdad de la amenaza imperialista. Pienso –tal vez me equivoque- que la comunicación del gobierno es muy vociferante pero poco profunda. A veces Chávez parece un predicador exitoso que no es suficientemente acompañado por sus equipos (Reporte, 14/09/06)

Chávez dijo que invitaba a todos “independientemente de donde vivan, de qué clase sean, para que nos tomemos las manos y veamos la realidad y construyamos nuestro país en paz”, más tarde en un programa de un medio estatal se ironizaba sobre la clase media. Así no se puede. El Presidente ha de exigir de todos, sobre todo de los dirigentes y comunicadores del proceso, la extirpación del sectarismo y la generalización de la tolerancia. (Reporte. 20/11/06

…es conveniente apuntar a un público objetivo que vaya más allá del chavismo militante, que al menos hasta ahora es una minoría. La mayoría de la base de apoyo popular del Presidente es un chavismo no militante, que se vincula al líder afectivamente pero que no entiende mucho de razones ideológicas (Reporte. 23/10/06

La acción opositora, en ese sentido, ayudará grandemente a que el chavismo se revise hacia adentro y trate de superar visibles errores que la soberbia y el sectarismo repiten una y otra vez. El resultado es que Chávez, a pesar de las justas políticas sociales y del crecimiento económico, sólo subió tres puntos porcentuales desde el 2004. Si se analizan los resultados por municipios y parroquias, vemos como en lo fundamental el gobierno bolivariano no ha logrado descongelar sus relaciones con las clases medias. Una oposición fuerte políticamente hará que al chavismo se le bajen un poco los humos, asuma con mayor seriedad los deberes autocríticos y aísle a sus propios recalcitrantes. Tendrá que entender, a contrapelo de lo que decía una de sus dirigentes el 5 de diciembre, que Venezuela no es roja rojita, si bien la mayoría sin duda lo es, desde el punto de vista de esa simbología cromática. Hay 4 millones de electores que no son rojos rojitos, pero que son tan venezolanos como el que más. El chavismo debería trabajar para que un porcentaje importante de ese país se incorpore a las difíciles metas que tenemos por delante, sin importar si son rojos rojitos o no. El enemigo estratégico de este pueblo no es la oposición democrática, sino la dependencia y la pobreza. Mientras más voluntades unamos, más rápido derrotaremos esas lacras. ¡Es que un verdadero socialista no es movido por el resentimiento, sino por la solidaridad!  (Reporte,  07/12/06

Es tan peligroso para la oposición insistir en tejer un discurso sobre las bases de la situación política anterior al 3D, como lo es para los factores que apoyan al gobierno actuar en un sentido similar. Ambos factores necesitan una urgente renovación de sus discursos (Reporte, 08/01/07

…nadie tiene la verdad en sus manos, todos erramos, todos somos discípulos de la vida aprendiendo un complicado alfabeto difícil de descifrar. Hay que seguir rodando, y pensar y debatir mientras avanzamos por el sinuoso camino. (Reporte. 18/01/07

…la revolución no se ha traído ni a uno más consigo, no suma, no convoca a esos decepcionados, no los atrae, no los enamora. Los principales responsables de esta incapacidad de crecimiento son las incongruencias de las políticas comunicacionales y los mensajes que surgen desde los factores más sectarios del chavismo, que se han visto reforzados por acontecimientos recientes. Los que abogamos por políticas comunicacionales de mayor amplitud y por una apertura más clara hacia las clases medias que sin ser chavistas (no tienen por qué serlo), no están comprometidas ni con el golpismo, ni con el pasado, ni con actividades antidemocráticas, estamos en desventaja dentro de quienes apoyamos al gobierno. Está ganando terreno lo que no suma, sino que más bien resta. Pero esos errores serán cobrados por la invencible realidad y tal vez, ojalá, vendrá entonces la gran reflexión que muchos estamos reclamando en el seno del proceso revolucionario (Reporte.18/09/06

Se precisa, por ejemplo, de lineamientos permanentes que unifiquen el temario, el lenguaje, el estilo y otros factores atinentes a la labor de los comunicadores y voceros del gobierno y de los medios del Estado, como consecuencia, por supuesto, de los fundamentos políticos que el momento proponga. En ese sentido, hablaré hoy de un asunto específico: los “levantamuertos”. Me refiero, al acuñar este término de “levantamuertos”, a esa manía de muchos comunicadores de medios oficiales que insisten en darle beligerancia y vida permanentemente a todo tipo de cadáveres políticos y comunicacionales. No aguantan “dos pedidas” para responder todo el tiempo cualquier cosa que digan por Globovisión y RCTV. Con furia reactiva, se convierten en propagandistas de los mensajeros, olvidándose inclusive muchas veces del análisis del mensaje, de tal modo que alivian con respiradores artificiales las precarias vidas públicas de personajes como Leopoldo Castillo, Marta Colomina, Miguel Angel Rodríguez, La Bicha y pare usted de contar. Muy bien podrían desmenuzar las matrices de opinión, sin necesidad de hacernos ver a cada rato lo que de otra manera sólo vería un porcentaje ínfimo de la población, tal como lo demuestran los números del raiting ¿Ha visto usted en alguna arepera del centro de Caracas a algún ciudadano común hablando de RCTV y de Aló Ciudadano? Lo que mi experiencia de impenitente perro callejero me demuestra es que la gente privilegia temas que le son más estimulantes como la eliminación del Caracas y la final Tigres-Navegantes. Mientras el pueblo sabio  tiende a normalizar su vida cotidiana, en el sentido de dedicarse al trabajo y a la lenta pero permanente construcción de sus nuevos instrumentos y actitudes sociales, nuestros comunicadores caen fácilmente en las trampas propagandísticas que montan los zombis de toda estirpe. El colmo, a mi modo de ver, es esa gente que a cada rato se ve tentada a responder todo lo que diga el inefable Manuel Rosales, ayudándolo en su pretendida e inútil intención de competir con el liderazgo de Chávez (no es que alguien no pueda hacerlo, pero él, no lo dude el lector, no es esa opción). ¿No será hora, querido Presidente, apreciado Ministro, de comenzar a hablar sobre todo en positivo? ¿No será hora, en esta etapa que comienza, de ver hacia adelante y contribuir a la educación política e ideológica del pueblo, en el sentido de los nuevos y necesarios valores de solidaridad, responsabilidad, tolerancia y revalorización del trabajo colectivo? ¿No es lo conveniente llenar los espacios de lo bueno que está pasando en los ámbitos económico y social? ¿No es lo más justo utilizar las señales radioeléctricas para impulsar el cambio cultural y social, y una nueva relación de los ciudadanos con sus congéneres y con su entorno? ¿O seguimos resucitando cadáveres? (Reporte. 22/01/07

Los oligarcas hicieron todo lo posible por alejarnos del tema central, el carácter de la televisión, y nos fueron llevando a leguleyerías y a envolvernos en sus triquiñuelas sentimentaloides. Levantaron como emblema a una carajita bonita y en realidad bastante patética y mordimos el anzuelo: nos pusimos a atacarla obsesivamente, convirtiéndola en víctima (…) con sus peleas banales, insustanciales, contra personajes menores o contra las personificaciones del mal (Granier) invirtieron demasiada energía necesaria para mejor causa, como debatir ante el pueblo las profundidades del tema comunicacional. Claro, cierto chavismo ultrarradical estaba feliz, pues sólo oye lo que quiere oír y practica permanentemente el onanismo mental e inútil (Tema,s 01-06-07)

El chavista sectario es en buena parte responsable de que todavía mucha más gente vea Venevisión que VTV, Vive y Tves, las tres juntas. Igualmente de algunas cifras que arroja la más reciente encuesta del IVAD (la misma que ha sido muy publicitada porque anunció que 61,5 % apoya la reforma constitucional, lo cual la libra de toda sospecha). Según esas cifras, por ejemplo, menos del 30% respalda las ideas socialistas (en realidad es porque hay confusión con respecto al socialismo y no se sabe bien lo que es) y sólo un porcentaje similar está totalmente de acuerdo con el socialismo del siglo XXI (más del 40% ignora de qué se trata) (Temas 17-08-07

Una parte importante de los inscritos (en el PSUV) lo ha hecho de manera consciente, mientras otra parte, ojalá que no tan importante, ha actuado por simple y llana conveniencia: burócratas y corruptos para sentirse protegidos, aprovechadores a ver qué pescan, gente como la que mencioné, en busca de beneficios individuales. (Temas, 25/05/07

Al fin y al cabo, no fui yo quien dijo que este era el partido más democrático de la historia ¿y ya tiene ideología y estructura y todas estas cosas que siempre se han manejado desde lo alto? El socialismo en el siglo XXI se construirá de abajo hacia arriba o no se construirá. (Temas, 27/07/07

…una de las características del fracasado socialismo del Siglo XX (como gobiernos, no como factores de la gran batalla histórica, aunque esto sería tema de otro análisis) fue la pretensión de construir el poder popular desde arriba, desde el gobierno y el Estado, lo cual generó en buena parte distintas desviaciones burocráticas como consecuencia de la colonización del poder del pueblo por parte de las instancias del poder oficial.  Creo que una diferencia imprescindible del socialismo en el siglo XXI es que el poder popular se construya realmente desde abajo, desde el seno mismo del pueblo, y además en lucha contra los múltiples factores que se oponen a su desarrollo, fuera y dentro del campo revolucionario. No puede ser una formulación estatal, gobiernera, se trata de un proceso dialéctico que no descarta diversos niveles de debate, a veces arduo, e inclusive de confrontación. En ese sentido, aun correrá mucha agua bajo los puentes, créanme que sí. Sin duda que el gobierno bolivariano debe promover tal poder popular, pero debe hacerlo sin comprometer su independencia y su carácter silvestre, en el sentido de su creatividad, su desarrollo propio y la autonomía de su liderazgo natural. Que crezca el poder popular como flor de los campos y no como rosa en el jardín del palacio. (Temas, 15/06/07

…el tema antiimperialista tendría que rebasar los límites del chavismo duro y transformarse en una preocupación nacional generalizada, como ocurre en Cuba. Más allá de esas fronteras donde se encierra el chavismo de franela roja y “ordene Comandante”, una gran cantidad de los venezolanos, incluyendo los que votan por Chávez, no han comprendido la dimensión real de la amenaza y a muchos les parece un poco de palabrerío o asunto de los políticos (Temas, 03/08/07

El presidente Chávez ha hablado de reformismo y dogmatismo ¿Hay algún filtro para impedir que reformistas y dogmáticos entren al partido? Por supuesto que no, ya están allí seguramente, colados entre los primeros próceres. También estarán los ultraizquierdistas, los burócratas, los corruptos (los larvados, los que no han sido descubiertos), los agentes encubiertos de la CIA y, por supuesto, los verdaderos revolucionarios. Habrá confrontación interna entre todos esos sectores. Habrá quienes querrán imponerse verticalmente y los que defenderán la democracia interna. Las bases se resistirán a ser manipuladas, pues habrá quien trate de manipularlas (Temas, 20/04/07

Es por eso que me han alarmado tanto las recientes manifestaciones sectarias, discriminatorias y excluyentes de los sectores más radicales y desinformados del chavismo, que ante cualquier asomo de disidencia o diferenciación, inmediatamente elevan el dedo draconiano para tildar de “contrarrevolucionario” a quien ejerza el sagrado derecho de no pensar como ellos. Si el PSUV nace y crece en ese espíritu, no será un partido socialista del siglo XXI sino un esperpento, un anacronismo, una morisqueta que no tendría otro destino que el fracaso. El presidente Chávez ha dicho claramente que será un partido diverso donde podrán expresarse las diferencias y debatirse abiertamente. No tengo dudas de la honestidad de esa propuesta, pero, con el permiso de mi querido Presidente, deseos no empreñan. Si no se enfrentan desde ya las tendencias sectarias y ultra izquierdistas, estas seguirán tomando fuerza y no olvidemos jamás el daño que hicieron en el siglo XX, por aquello que llamaba Lenin “el ultra izquierdismo, la enfermedad infantil del comunismo”. El mismo Presidente ha dicho recientemente que existen dos peligros, el reformismo y el dogmatismo. Yo digo, pues me gusta tener mi propia voz, que otro peligro insoslayable es el radicalismo sectario. Tanto el reformismo como el radicalismo sectario tienen cuotas de poder, fortaleza mediática y tontos útiles entre aquellos que pretenden ser analistas y no se han leído más de cinco libros en su vida. Sin diversidad verdadera y respeto a su existencia no habrá ningún socialismo del siglo XXI, sino una imitación bizarra del socialismo del siglo XX. (Temas,  13/04/07

El chavista sectario es una especie escasa pero muy dañina. Puede estar en el barrio La Bombilla, en Miraflores o en algún artículo de Aporrea, siendo siempre los menos. Todas las encuestas y estudios demuestran que la gran mayoría de los venezolanos no es sectaria y se pronuncia a favor del diálogo y la paz, que es lo que más nos conviene (la confrontación y la violencia forman parte de la estrategia imperialista) (Temas, 17/08/07

Según el Diccionario de la Real Academia Española, un sectario es un “secuaz, fanático e intransigente de un partido o de una idea”. La definición le cuadra muy bien al chavista sectario. Este espécimen cree que se las sabe todas y suele ser muy presuntuoso. Sólo él tiene la verdad y quien no la comparte es un contrarrevolucionario y seguramente un peón del imperio. (Temas, 17/08/07

…el chavista sectario pierde el tiempo haciendo boxeo de sombra contra gran cantidad de “enemigos” y buscando pecadores por todas partes (Temas, 17/08/07)  

El chavista sectario dice apoyar radicalmente a Chávez (quien a veces promueve el chavismo sectario sin darse cuenta), pero no aprende de sus grandes aciertos. Esto lo digo porque si la política internacional de Venezuela estuviese en manos de un chavista sectario, ya hubiésemos roto relaciones con México, Perú, Paraguay y la mayoría de los gobiernos centroamericanos por neoliberales, así como con toda Europa, excluyendo si acaso a Rusia y a Bielorrusia. Por supuesto, ya estaríamos en guerra con Colombia y hubiésemos cortado el suministro de petróleo a los Estados Unidos. Claro, el chavista sectario no ve matices, para él el mundo es en blanco y negro. No existen, para este equivocado, diferencias entre enemigos principales, enemigos secundarios y adversarios políticos. Sólo los buenos y los malos, como en las películas de vaqueros. Afortunadamente los chavistas sectarios son poquitos aunque bastante escandalosos y con parcelas de poder en el Estado y en los medios del campo revolucionario. La historia le pasará por encima al chavista sectario, tal como a su contraparte de parecido talante, el sectario escuálido (Temas, 17/08/07

…nuestros errores comunicacionales han facilitado la tarea de ese formidable enemigo, al cual no podemos subestimar ni creernos los sabelotodos frente a quien tiene no sólo recursos, sino también equipos de pensamiento con gente inteligente y ducha en tropelías como la que quieren armar contra Venezuela. En ese sentido me ha llamado mucho la atención la entrevista realizada en Telesur al periodista y escritor Thierry Meyssan el pasado 5 de junio, donde expresa cosas por demás interesantes como la siguiente: “La confrontación es lo peor en ese momento: la gente que manifestó en Venezuela era gente de buena fe. Entonces primero hay que desarmar a la oposición, esa oposición está respondiendo a su frustración. Se le debe quitar el debate, no hay que caer en el engranaje de responder por la violencia”. (Temas, 08/06/07)

Lo afirma igualmente Meyssan: “es necesario que las autoridades acepten cuestionar una parte de su poder para poder apoyarse sobre su propio pueblo, cuando el gobierno le da la confianza al pueblo es que se puede mantener la paz civil entre su propio pueblo”. (Temas, 08/06/07)

Que el pueblo vaya masivamente a votar no puede ser logrado con el discurso ramplón de ciertos sectores del chavismo que sólo se hablan a sí mismos, en una acción políticamente masturbatoria, en la cual el chavismo radical se autocomplace oyendo sólo lo que se quiere oír. Es necesario que cada uno de nosotros se convierta en un vocero de alto calibre, capaz de cumplir el papel de vanguardia que tenemos que asumir los que somos líderes no porque queramos sino porque la providencia y el pueblo nos otorgó ese papel: los dirigentes comunitarios, los funcionarios del gobierno electos o no, los promotores del PSUV, los líderes de las misiones, los comunicadores sociales, en fin todos los que tenemos los medios y las vías para que nuestra voz pueda multiplicarse. En ese rol, no basta con echar chispas contra la oposición y sus voceros, pues no podemos conformarnos con que el voto popular sea producto del resentimiento o de las ventajas que nos ha dado la revolución. El voto por Chávez (y el del referendo es también un voto por Chávez) debe convertirse en un voto socialista político y consciente. Es decir, tenemos que lograr que la mayoría del pueblo vote con toda claridad por una estrategia a largo plazo, porque sólo así se garantiza que las metas de esa estrategia sean logradas en el muy largo y difícil camino que nos espera hasta que las alcancemos (Temas, 28/09/07)

El presidente Chávez está preocupado por la posibilidad de una abstención alta en el referendo. A mí me preocupan más bien las causas que hacen posible esa preocupación. De verdad, inquieta que después de casi diez años hablándole a todo el país de la participación protagónica del pueblo, tengamos que seguir preocupándonos por la concreción de esta en una de sus formas más antiguas y elementales: el acto de elegir. Eso refleja, simple y llanamente, lo que muchos hemos dicho hasta el cansancio sin que se nos termine de escuchar: somos relativamente eficientes haciendo propaganda y confrontando a la oposición, pero estamos atrasados en la educación política del pueblo y en la siembra de la ideología socialista (Temas, 19/10/07

El radicalismo infantil chavista se empeña en definir a los muchachos marchistas como "hijos de papá" y "niños ricos". Para otros son "peones de la oligarquía". Estos calificativos demuestran la carencia de un mínimo análisis social, marxista, de ese sector de la población. En Venezuela ha votado sistemáticamente contra Chávez entre el 30 y el 40 por ciento de los electores. Si en Venezuela hubiera cuatro millones de oligarcas o ricos, todos los demás estaríamos viviendo de hurgar en la basura. Las clases medias no pertenecen a la oligarquía, cuando mucho pueden definirse, según la terminología clásica, como la pequeña burguesía. La mayoría posee quizá un apartamento, uno o dos vehículos y si acaso alguna empresa mediana o pequeña. No son ricos: los ricos, los oligarcas y la clase media alta más privilegiada son muy pocas personas y no llegan a ser el 5% de la población. De manera que todas esas definiciones simplistas revelan sobre todo una notable pobreza de método y una ausencia de estudio de la realidad. (Temas, 22/06/07

No cabe duda que ciertos dirigentes estudiantiles de oposición, una minoría en medio de la masa, saben muy bien lo que hacen y están al servicio de intereses que buscan promover la desestabilización, la violencia y el regreso al pasado funesto. Pero sería un error garrafal meter a todos los muchachos que marchan en el mismo saco donde pululan esos líderes con intereses creados, pues estaríamos engordando estratégicamente el saco de la derecha. Hay que comenzar a abrir de verdad los corazones, diseñar estrategias de contra-manipulación e ir avanzando hacia un país que deje de ser -¡al fin!- 60-40, y pase a ser, al menos, un 80-20, no de chavistas y antichavistas, sino de gente dispuesta a trabajar por la recuperación definitiva del país, por su soberanía y su independencia, y 20 o menos que empedernidamente sean enemigos de nuestra democracia. El radicalismo simplista carece de capacidad táctica para concebir esta tarea. Es responsabilidad del liderazgo asumir los cambios comunicacionales y políticos que se están haciendo imprescindibles, dentro del campo revolucionario, en este momento histórico (Temas, 22/06/07

En declaraciones emitidas la pasada semana, Leopoldo López habló con la verdad, al afirmar que lo que está en juego con la Reforma Constitucional no es una simple confrontación gobierno-oposición, sino dos visiones de país. Ojalá sepamos recogerle el guante y asumir para nosotros esta correcta definición del alcalde opositor. Porque lo peor que podemos hacer es perdernos en dimes y diretes, chismografías y banalidades del sótano político, vicio al que son afectos tanto los más extremistas de la oposición como los más extremistas del gobierno. No basta con decir que los de Primero Justicia son gays, o que Podemos saltó la talanquera, o que Miguel Henrique Otero es un bobolongo. Esas son argumentaciones secundarias que en nada contribuyen a la formación revolucionaria del pueblo. Tenemos que comenzar a hablar de política en mayúsculas y en serio, aunque entiendo que para algunos esto debe ser harto difícil, sobre todo porque no cumplen con una norma que siempre se nos dictó a los jóvenes comunistas en los años sesenta: el revolucionario tiene el deber de estudiar permanentemente y formarse para poder asumir su papel de vanguardia. Tenemos que tratar de que logremos, como pueblo, actuar con un alto nivel de conciencia. Me preocupa mucho cierta tendencia de algunos a hacer las cosas porque las dijo Chávez. Quien piensa así es un inconsciente, sobre todo porque el Presidente puede equivocarse, y de hecho ha errado más de una vez. (Temas, 14/09/07)

…quiero hablar sobre algo muy sorprendente que le escuché a Chávez en su discurso del sábado pasado en el Teatro Teresa Carreño. Me pareció chocante, contradictoria, peligrosa, esa proclamación de una especie de Tribunal Disciplinario y más aun el nombramiento a dedo de un presidente temporal de dicho organismo ¿Ya aprobó Chávez, por cierto, que Diosdado Cabello es militante del PSUV? No tengo duda de que Diosdado lo merece, pero no parece coherente con la idea del “partido más democrático del mundo” que Chávez comience a enseñar el dedo, a crear instancias y a poner gente al frente de ellas ¡Por Dios, este partido apenas se está conformando! ¿Está dando Chávez un buen ejemplo con el fulano comité o tribunal disciplinario? Por supuesto que no. Tradicionalmente, los tribunales disciplinarios han sido herramientas para reprimir, al interior de los partidos políticos, las ideas que no cuadran con la tendencia dominante. Desmenucemos este asunto, porque yo no pienso callar ante los peligros que se ciernen. (Temas, 01/06/07

Chávez habla tanto y por casi cualquier cosa, que para muchos su discurso podría ser visto como parte del paisaje. He dicho hace algún tiempo que el Presidente debería referirse sólo a temas fundamentales como éste, pero si lo hace junto a sus experiencias familiares y personales, el concejo comunal de Guasdalito o si el socialismo es marxista, bolivariano o “petrolero”, entonces todo se iguala y existe el peligro de que tienda a banalizarse (Temas, 03/08/07

El pueblo chavista se enfrenta a dos corrientes dañinas al interior del gobierno y del proceso revolucionario. Por una parte una tendencia objetivamente de derecha que se enquista sobre todo en el aparato del Estado y que promueve el burocratismo y la corrupción. Estos males sólo pueden ser combatidos en la medida en que crezcan y se consoliden los espacios del poder popular. Sólo cuando la gente haya tomado de manera generalizada el gobierno en sus manos, a través de una organización de base sólida que establezca nexos de orientación y control sobre el Estado, comenzarán a retroceder los neoadecos que pululan por doquier. Por otro lado está la ultraizquierda, el radicalismo rabioso e infantil, que pretende “tomar el cielo por asalto”, tomando atajos que sólo llevarían al fracaso. Los que apoyamos al gobierno tenemos el deber ineludible de promover el clima de paz, reconciliación y encuentro entre los venezolanos. Nuestra tarea más inmediata es lograr la victoria en la guerra contra la pobreza, la exclusión y la injusticia social. A la par de ello tenemos que desarrollar una lucha política e ideológica seria, profunda, para reforzar permanentemente la conciencia del pueblo y contribuir, a la vez, al esclarecimiento de mucha gente que está confundida o que comienza a distanciarse del radicalismo opositor,  con el supremo objetivo de aislar a los recalcitrantes y unir a la gran mayoría del país para el cumplimiento de las altas metas constitucionales a través de un trabajo largo, sostenido y difícil (Artículo en Internet, 31/07/05)

Seguramente el sectarismo, tan fuerte y rozagante, y amparado en la adulancia perpetua y en la ausencia de reflexión política profunda y honesta, desechará estos pensamientos míos (coincido con ese veterano comunista que es Gerónimo Carrera, en el sentido de que el principal enemigo de esta experiencia es el jalamecatismo). Algunos dirán, públicamente o a mis espaldas, que soy un “chavista light”  (…) En realidad estos tipos tan superficiales sólo me preocupan por el daño que pueden hacer, no a mí, sino al futuro. (Reporte, 05/03/07)

Add to Google Reader or Homepage
http://www.wikio.it
Add to Technorati Favorites

LPG NUKE

Sitios Amigos

Intercambio Link

Colaboradores

MigliorBlog.itEURO-TOPLISTClassifica di siti - Iscrivete il vostro!
BlogItalia.it - La directory italiana dei blog
 News & Journalism - Top Blogs Philippines
Blogalaxia
TopOfBlogs
PoliticsTop BlogsBlogRankers.com
Politics blogs
BlogPolitics BlogsRussian America Top. Рейтинг ресурсов Русской Америки.
Free Gifts Top 100
My BlogCatalog BlogRank素材RANKINGClassement des sites Francophones